Comunicando Web - Diseño Web & Comunicación

miércoles, 21 de noviembre de 2007

¿Quién puede vivir sin Internet?

¿Quién de ustedes puede decir con toda honestidad que es capaz de vivir sin Internet? ¿Puedes pasar más de dos días sin revisar tu correo electrónico, sin conectarte al messenger, sin navegar aunque sólo sea 5 minutos para buscar lo que sea? Yo definitivamente no puedo, se ha convertido en parte de mi rutina. Es tan así, que incluso durante la luna de miel con mi esposo en donde nos fuimos 8 días para ver las Fallas de Valencia, el hecho de no poder estar conectada me generó cierta ansiedad, sentía que me faltaba algo, y a pesar de que disfruté nuestro viaje un montón, el hecho de regresar a casa y poder sentarme frente al ordenador para meterme en Internet tuvo un efecto totalmente sosegador.

Internet, como medio de comunicación es todavía muy joven comparado con la radio o la televisión, pero aún así, cada vez gana más terreno a medida de que éste se va haciendo más accesible a las personas, no sólo en sus casas o lugares de trabajo, sino también en centros de comunicación o locutorios. Y como lo reseñó Stephanie Falla Aroche en Maestros del Web, Internet es a la vez una oportunidad de difusión mundial, un mecanismo de propagación de la información y un medio de colaboración e interacción entre los individuos y sus ordenadores independientemente de su localización geográfica. Ya no tenemos que esperar semanas o meses para recibir una carta por correo, o depender exclusivamente de una máquina de fax para mandar una comunicación a otra parte del mundo, o incluso del teléfono para hablar con nuestros seres queridos que están a kilómetros de distancia.

Internet se ha caracterizado por ser ese medio capaz de generar una sensación de inmediatez en las comunicaciones a un bajo costo, con una mayor oportunidad de interacción entre los usuarios y entregándoles un poder que los demás medios no les permitían (por lo menos a cabalidad): elegir el tipo de información o contenido desde cualquier momento y ubicación, así como formar parte del proceso, involucrarse, contribuir, ser escuchados por "todos".

Si buscamos en la Wikipedia sobre la historia de Internet, encontramos que la "red de redes" o la WWW se introdujo al mundo como una red global a principio de los '90. Yo particularmente comencé a utilizar este medio a partir de 1996 cuando ingresé a la universidad, y desde aquella época hasta el sol de hoy han pasado 11 años, años en los cuales el mundo cibernético me ha capturado cada día un poco más y ahora no me puedo imaginar sin él, sin buscar información en Google, sin revisar mis cuentas de correo electrónico, sin intentar escribir en mis blogs (los cuales sólo descubrí recientemente), sin buscar nuevos juegos de PC, sin diseñar páginas web que puedan ser vistas y "admiradas" por otros, sin revisar estadísticas que me permitan comprender a los usuarios, sin aprender cosas nuevas y conocer gente nueva...

En definitiva, es evidente que Internet forma parte de mi vida y es una parte importante de cómo me relaciono con el resto del mundo, pero me pregunto ¿cuántos más se sienten como yo? ¿Quiénes definirían a Internet como un apéndice más de su forma de ser o de hacer las cosas? ¿Eres tú, lector de esta pequeña reflexión, uno de ellos?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante reflexión. Por mi parte reconozco que tardé un poco en disfrutar de las maravillas de internet, sin embargo una vez que conocí sus bondades caí rendida a sus encantos.
Hoy en día no concibo una empresa que no tenga su página web; no entiendo a una persona que no tenga mail; no me imagino nuevamente sin conexión banda ancha... en fin, sí, internet se volvió parte de mi, el teclado y el mouse un apéndice de mis manos y el monitor una ventana en la que me asomo todos los días para curiosear el mundo.
Saludos y felicidades por este nuevo blog.
K.-

Gojulius dijo...

Yo tambien pienso que internet es fundamental hoy dia, a nivel personal y profesional. En el pasado bastante involucrado en temas de web 24x7, ahora ya no tanto y he aprendido a controlar (creo) mi internet-dependencia, ya no me falta el aire si no reviso mi mail cada media hora o si no chateo con cualquiera de los amigos que me consigo online a cualquier hora del dia (siempre hay alguien online alrededor del mundo).
En la actualidad lo uso como medio eficaz y muy económico de comunicación con mucha gente, como útil herramienta de consulta para el trabajo, para estar al tanto de blogs de conocid@s, visitar sitios de interés general y cultural y como escape en esos momentos de ocio que todos tenemos frente al ordenador... en fin, que creo que eso del auto-control e internet juntos como que no lo llevo tan bien... a quien vamos a engañar, ahora mismo estoy revisando mi mail, que llevo como 5 minutos sin hacerlo y ya tengo ansiedad! ;)